Más de 360 estudiantes recibieron su certificación en el marco del diplomado en personas mayores realizado por Facimed y Senama

El programa, que se desarrolló entre el 28 de julio y el 4 de diciembre del 2020, contó con 400 estudiantes provenientes de todas las regiones de Chile. A la ceremonia de cierre, que se realizó de manera virtual, asistieron autoridades de ambas instituciones.
Martes, Enero 5, 2021

El pasado martes 22 de diciembre de 2020 y tras cinco meses de estudio se realizó la clausura del diplomado online “Salud Mental en Personas Mayores: un Abordaje Integral desde la Gerontología”, iniciativa desarrollada en conjunto con el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama). 

El programa, que fue dictado por primera vez por la U. de Santiago gracias a la licitación pública que ganó nuestra Casa de Estudios, fue liderado por la académica de la Escuela de Enfermería, Ángela Luna Sarmiento y contó con la participación de expertos en el área.

“Hacia un nuevo modo de envejecer”

Durante la ceremonia de cierre del diplomado, los 366 participantes que completaron el plan de formación se certificaron, de los cuales 313 fueron seleccionados dentro de un universo de 1470 postulantes.

Luna, quien realizó un balance del programa de Educación Continua, hizo hincampié en el objetivo del diplomado, que fue “contribuir en un nuevo modo de envejecer desde una mirada más positiva”. Además, repasó los hitos, fortalezas y debilidades de la iniciativa.

Según destacó su directora, este plan de formación “tuvo una apuesta tanto valórica como ética, ya que incorporó el sello Usach desde su planificación. Entre los valores que rigen nuestra Casa de Estudios se encuentran la inclusión y la responsabilidad social, los que se incluyeron en las diferentes temáticas de los cinco módulos del diplomado”.

La enfermera, especialista en adulto mayor, destacó al cuerpo académico del diplomado, compuesto por 26 docentes de nuestra Universidad y otros planteles, quienes pertenecían a diversas disciplinas, lo que “permitió entregar una mirada integral y abordar de mejor forma el fenómeno asociado a la salud mental de las personas mayores”, señaló Luna.

Formación en pandemia

Al inicio de la ceremonia, la vicedecana de Vinculación con el Medio, Jessica Alfaro, destacó el desafío que asumió dicha unidad al desarrollar este programa, en medio de la pandemia por coronavirus, tomando como ejemplo los principios VIME de nuestra Casa de Estudios como la bidireccionalidad. Lo anterior “significó un cambio radical en la manera de vincularnos y para la educación continua, pasando de lo presencial a lo cien por ciento digital, aportando así a una nueva forma de enseñar y de aprender”, agregó.

Alfaro agradeció al Servicio Nacional del Adulto Mayor por la confianza puesta en nuestra Universidad, como también a los participantes del programa por “aportar con su motivación, interés y esfuerzo en lograr terminar exitosamente este diplomado”.

El director de Senama, Octavio Vergara, también presente en la ceremonia, resaltó la importancia “de lo que significa la salud mental y la buena calidad de vida de las personas mayores. Este tiempo de pandemia, además, ha reforzado la necesidad de poder contar con herramientas útiles y prácticas para los funcionarios y funcionarias que trabajan con este grupo etario día a día. En ese sentido, una de las estrategias que implementamos fue desarrollar este diplomado en salud mental en personas mayores”.

La autoridad de gobierno se mostró satisfecho por los resultados obtenidos, agradeciendo a la Universidad de Santiago “ no solo por el esfuerzo que hizo en armar un equipo multidisciplinario para llevar a cabo cada uno de los contenidos de este diplomado, sino que también por adaptarse a esta metodología cien por ciento e-learning, que fue un desafío absoluto pero que nos abre una serie de oportunidades por delante”.

Ejemplo de los buenos resultados obtenidos en el diplomado fueron el número de graduados y el alto grado de rendimiento obtenido por los y las participantes del programa, con promedios de notas por sobre seis en todos los módulos del plan de formación. 

Claudio Pardo, estudiante del diplomado de la Región del Bío Bío, expresó en representación de los participantes mejor calificados lo oportuna que fue la iniciativa, “no solo porque estamos frente a un escenario complejo como lo es la pandemia por COVID-19, sino que también porque puede representar un punto de inflexión en el cambio de paradigma hacia las personas mayores”. 

Pardo también manifestó que el diplomado “puso énfasis en la responsabilidad que le compete al Estado para con sus adultos mayores”, visibilizando la urgencia de contar con políticas públicas y estrategias sanitarias que cubran las necesidades en salud mental de este grupo etario, tomando en cuenta el envejecimiento progresivo de la población nacional. 

Por su parte, Alejandra Ambrosetti, estudiante proveniente de la ciudad de Punta Arenas, puntualizó que “este plan de formación nos ha dado la oportunidad de debatir, analizar y conocer las experiencias de trabajo de todo Chile. Sin duda, la salud mental en las personas mayores debe ser un tema prioritario y todos quienes hemos vivido este proceso somos los llamados a seguir trabajando en esta temática”.

Enfoque de derechos

Por su parte, la directora del Departamento de Educación Continua de nuestra Casa de Estudios, Claudia Oliva, resaltó “la importancia y el rol que tiene la educación continua en nuestra Universidad, la cual se piensa desde un inicio al servicio de las problemáticas del país”. En ese sentido, subrayó que es un privilegio como Casa de Estudios “aportar con este programa a la formación de personas y al desarrollo y aplicación de aprendizajes que puedan contribuir a estas necesidades”.

Mientras que la decana de la Facultad de Ciencias Médicas, Helia Molina, aseguró que “para la Usach, el formar personas para transformar el país es una luz que está permanentemente iluminando nuestro camino y orientando las acciones en nuestros trabajos”, tanto dentro como fuera del Plantel. 

La máxima autoridad de Facimed recalcó que “los Derechos Humanos no se pierden con el envejecimiento. Son indivisibles. Todos los seres humanos y las personas mayores en particular tienen derecho a lograr su óptimo potencial de desarrollo humano, de vida digna y de felicidad”.