Académico de Obstetricia y Puericultura obtuvo Fondo Semilla del MIT

El investigador y docente de la carrera, Giuliano Duarte, es director alterno del “Experimento de campo para reducir la propagación del VIH entre estudiantes universitarios chilenos, el cual obtuvo 20 mil dólares por parte de la institución norteamericana para apoyo en la investigación. La iniciativa también es encabezada por la académica de la Facultad de Administración y Economía, Dra. Denise Laroze.
Lunes, Abril 26, 2021

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), referente a nivel mundial en investigación y desarrollo científico, otorgó el pasado martes 13 de abril un monto de 20 mil dólares a una iniciativa de la Universidad de Santiago, que busca reducir los contagios de VIH entre jóvenes chilenos que cursan la educación superior.

El proyecto “Experimento de campo para reducir la propagación del VIH entre estudiantes universitarios chilenos”, se adjudicó el Fondo Semilla del Programa de Iniciativas en Ciencia y Tecnología del MIT, que promueve el desarrollo de investigaciones conjuntas y el intercambio académico entre las partes. 

Quienes dirigen esta iniciativa son la académica de la Facultad de Administración y Economía, Dra. Denise Laroze, junto a Giuliano Duarte, investigador de la Escuela de Obstetricia y Puericultura de nuestra Facultad. El docente, quien se desempeña como director alterno del experimento, es matrón egresado de nuestra Casa de Estudios y Magíster en Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Intervenciones digitales efectivas

El académico cuenta que ha desarrollado esta línea de investigación durante cuatro años. La génesis del proyecto se remonta al postgrado que cursó en la UC. En dicha ocasión, Duarte realizó una revisión sistemática en torno a la efectividad de las intervenciones digitales para prevención en salud junto Dr. Gabriel Rada, director del Centro de Evidencia de dicha institución.

Los resultados del estudio demostraron “que sí había un grado de efectividad” en este tipo de iniciativas, explica Duarte. En base a esto, el investigador implementó “un estudio cualitativo con estudiantes para saber cuáles eran los ámbitos que les gustaría incorporar en una intervención digital y así romper con el paradigma de los proyectos que se generan desde la académica hacia abajo, cuando debería ser al revés”, agrega.

Dicho fenómeno es común en la puesta en escena de políticas públicas, reconoce el académico, quien ejemplifica con la implementación de las cuarentenas dinámicas durante la primera etapa de la crisis por Covid-19. Lo anterior, sumado a la falta de componentes teóricos y a la tercerización del diseño en las intervenciones, ha perjuducado la efectividad de las campañas preventivas de VIH impulsadas por los gobiernos.

Diseño participativo

El experimento para la prevención del VIH en estudiantes universitarios plantea la ejecución de una campaña comunicacional mediante contenido audiovisual. Una intervención que fue co-construida con el público objetivo del proyecto, mediante un estudio cualitativo realizado en 2019, asegura el matrón.

En este sondeo, añade, se identificaron cuáles eran las limitaciones para que las y los jóvenes cumplieran con las medidas para prevenir contagios de VIH. “La verticalidad en estos asuntos tiener relación con que no ponemos en el juego a la partes involucradas. La gente tiene que utilizar mascarillas, o en nuestro caso, condón, porque sí, porque el experto lo dice”.

Bajo esa línea, la intervención está diseñada en base a las teorías de la Rueda del Cambio, de la profesora del College University London, Susan Michie, y de los nudges o “empujones”, elaborada por el Premio Nobel Richard Thaler y Cass Sunstein. Planteamientos nuevos que fueron incorporados para generar “intervenciones que sean aplicables como políticas públicas y para la población en general, con el fin de lograr cambios en el comportamiento de las personas”, afirma Duarte.

Trabajo multidisciplinario y colaborativo

A juicio del académico, la labor realizada entre el equipo a cargo del proyecto y la institución estadounidense “es uno de los logros más importantes en términos de investigación y vinculación”. Además, Duarte resalta el carácter multidisciplinario de las y los profesionales ejecutores del experimento, lo que ha resultado “enriquecedor” y necesario para abordar cuestiones complejas relacionadas con la salud pública y el comportamiento humano.

Estas acciones colaborativas también se han extendido al equipo de la investigadora británica Susan Michie, junto con el cual Duarte está diseñando la campaña preventiva del Experimento. Además, los 20 mil dólares adjudicados del Fondo Semilla deben ser destinados para costear estadías, traslados y capacitaciones en Chile y Estados Unidos para el equipo investigador.

El docente de Obstetricia y Puericultura también resalta la figura de la Dra. Denise Laroze, directora de la iniciativa. “Es experta en el diseño de experimentos sociales, que era lo que necesitaba de este proyecto”.

Por último, Duarte proyecta que el equipo de la Usach seguirá colaborando con el MIT para “para conjugar el pilotaje” del experimento, elaborar más videos y “compartir conocimientos con el equipo del MIT para mejorar estas intervenciones digitales”.

Autor: Miguel Madrid

Imagen: Twitter